Busca en el blog

Este blog está en obras, así que podrás encontrarte algún error. ¡Siento las molestias!

Eres guapa de cara

martes, 25 de julio de 2017

¿Cuántas veces te han dicho eso?
"Eres muy guapa de cara" ¿Qué pasa que de hombros soy fea? ¿Tengo manos horribles? ¿Mis piernas son patas de elefante? ¿Mis curvas son flotadores? Vaya, si, lo son, pero son preciosos flotadores que me hacen ser feliz.
Realmente a mi esta frase no me la han dicho nunca. Debe ser que de cara soy más fea aún que de cuerpo.

Y me siento extraña. TODAS las chicas gordis que conozco dicen que le han dicho eso varios millones de veces en su vida, pero a mi no. Y me da que pensar.
¿Realmente se lo dicen a todas? ¿lo dirán muchas para sentirte parte de ese grupo de chicas que sufren gordofobia? ¿soy tan fea de cara que soy la única del mundo a la que no le han dicho eso?

Por favor, si eres de esas gordis que nunca le han dicho esa frase tan horrible, escríbeme, podemos crear un club: "Yo, ni de cara soy guapa" 

La hipocresía del "Tenemos que aceptar a todo el mundo como es"

miércoles, 19 de julio de 2017


Miles, millones de páginas, de cuentas en redes sociales que hacen un llamamiento para que aceptemos a los demás como son, con sus defectos físicos, su belleza en si y mi opinión sobre muchos de ellos es: HIPOCRESÍA PURA Y DURA.

¿Por qué llegó a esta conclusión? Es muy fácil. Yo (vamos a ponerme como ejemplo, pero podría nombrar a muchísimas chicas preciosas con kilos de más, de menos, con complejos, en momentos de superación, etc. etc. etc.) Subo una foto a Instagram, donde cuento mis pasos gigantes, duros, de superación, del día a día con mis complejos, mis fobias, mis mierdas, y sí, muchos me animan, me escriben cosas preciosas, pero jamás saldré en ninguna cuenta que promueva el querernos tal y como somos, la superación personal, de empezar a valorarnos. Y no hablo solamente de grandes cuentas, porque obviamente esas suben cuentas de otras chicas que tienen miles de seguidores porque así ambas cuentas ganan. Hablo de cuentas pequeñas, que gritan a los cuatro vientos que aceptan a todo el mundo como es, que van dejando mensajes de positivismo pero luego, a la hora de la verdad solamente aceptan y compartes a "las mismas de siempre".

Y duele, duele ver tanta hipocresía, porque dicen que debemos aceptarnos como somos, nuestros defectos, nuestra belleza sea como sea. Porque somos bellos con kilos de más, de menos, con estrías, con cicatrices, marcas de guerra, con arrugas, canas, pelos donde no deberían haber (según algunos) pero luego... Luego nos critican, a las espaldas, claro, y no sólo eso, vuelvo a repetir lo de antes, mucho mensajito lleno de positivismo a tope de power, pero SIEMPRE comparten y nombran a "las de siempre" y gente como yo (repito que podría nombrar a bellezas pero prefiero hablar de mi, para no crear polémicas)  se queda en las sombras, sin ser conocida ni valorada, porque señores merezco un monumento con todo lo que estoy logrando.

Aclaro, antes de que vengan con quejas (que aquí Doña Quejica soy yo) que no necesito la aprobación de nadie, porque esto de valorarme lo hago porque lo merezco, porque soy bella con mis kilos de más, mis pelos, mis canas, mis arrugas y mi yo al completo. Pero a veces ayuda ver que otros te dan pequeños empujones de grandeza. (Repito que a mi y a mas bellezas que hay en las redes que están como yo, empezando a quererse y valorarse, gente que ha conseguido cosas maravillosas aprendiendo a valorarse.)

Y por eso me parecen unos hipócritas, porque si aceptas a todo el mundo, deberías apoyar a todo el mundo no a esas personas que ya tienen miles de seguidores, y que se nota de lejos que es falsedad pura y dura.


Está claro que la gente prefiere los jodidos números. Más seguidores, mas credibilidad y más gente hipócrita aparece. Mientras que menos seguidores, no se te valora y más abres los ojos para ver la hipocresía de la gente.

Si yo comparto mis fotos y mis complejos lo hago para dar pena, si lo hace alguien con mil seguidores "¡Oh, que enorme eres por aceptarte como eres!".

Y con esto y una coca-cola les digo que se valoren por como son, que si nadie los apoya no se dejen vencer, podemos con esto y con todo lo que nos pongan.

He ido a la playa, con miles de complejos
y se han ahogado

lunes, 17 de julio de 2017

Cuando no te quieres, dar pequeños pasos es algo muy importante y para mi el pasado viernes fue un día MUY importante.
Lo que para muchos/as es algo normal, ponerse ropa de baño, ir a la playa, darse chapuzones, reír, ser feliz, para mi siempre fue una tortura, por eso hace muchísimos años decidí dejar de ir a la playa. Lo que quiere decir que llevo mucho tiempo sin disfrutar de grandes playas que hay en mi tierra, Canarias.
Unos/as deseando poder tenerlas cercas y yo deseando estar lejos.

Pero el viernes me arme de valor, me puse un bikini, deportivo, pero bikini (lo tenía de cuando estudié Quiromasaje) un vestido con escotazo, y sin soltar la mano de mi chico nos fuimos a una playa que hay muy cerca de donde vivimos ahora.
Me lo pensé, quería irme, no lo niego, pero él me dijo "Vamos, yo estoy contigo". Y bajamos el pequeño camino que lleva hasta la playa (una playa muy pequeña, pero que para mi suponía un gran desafío) y allí me costó quitarme el vestido, tampoco puedo mentir. Pero lo hice y aseguro que no quise que la tierra me engullera, me sentía bien, con ganas de disfrutar.

Y de nuevo, agarrada de su mano (sin gafas no veo NADA, y necesito que me guíen) me metí en el frío agua del Atlántico.

Maravilloso momento, sentir las olas (aunque me dé mucho miedo el mar, no sé si tengo un trauma de cuando era niña o es porque no veo nada sin gafas y todo da más "impresión") meterme bajo ellas, saltarlas, tener una mano en todo momento.

Sin duda alguna un momento que quiero volver a repetir mil veces más.


Así que puedo decir orgullosa de mi misma que he superado otro reto.

PD: Tengo que darle las gracias INFINITAS a mi chico. 

Muchas veces me miro al espejo y me doy asco

viernes, 30 de junio de 2017

Lo sé, esto nos pasa a todos en algún momento de nuestra vida. O al menos eso dicen y se supone que tiene que consolarme y para nada es así. 
No me consuela saber que esto le pasa a más gente, me consuela más un "pues otro día te verás preciosa". Porque es así, ¿Cómo demonios va a consolarme el mal de otra persona? ¿De verdad a otros les consuela saber que hay más gente igual de jodida o puede que incluso más? A mí personalmente me parece fatal, pero así es el mundo 'Mal de muchos consuelo de tontos'.

Ha vuelto a pasar, me he perdido por los cerros de Úbeda... (No tengo remdio)

Llevo poco más de un año con mi canal en YouTube, mi cuenta de Instagram (Aunque tuviera que borrarla es el nombre Doña Quejica quien representa el tiempo, no los días ni las fotos)  y como saben la creé para empezar a quererme, quitarme miedos, fobias y gilipichismo. (Esto último lo estoy dando por imposible) Y he caído muchas veces en verme y odiarme, darme asco, pero siempre me he levantado con más fuerza. (También he de agradecer a mi chico, que es quien aguanta mis paranoias mentales y quien me dice siempre "que ojalá pudiera darme sus ojos para verme como él me ve)

Hace unos meses, me sentía fatal, sentía un asco inmenso por mi misma y gracias a una hater, salí de esto. Sí, los insultos y el desearle la muerte a mi padre por parte de esta persona consiguieron que sacara fuerzas de donde no las tenía. (Eso y el apoyo de gente maravillosa, algunos están en mi vida y otros ya no, pero ahí estuvieron, en cierta forma) Y pensé que si podía con eso, de nuevo (Porque esa chica me lleva acosando AÑOS, sin conocerme de nada, sin hacerle nada, simplemente porque se aburre de su vida, como les pasa a todos los haters, trolls y demás) podía con todo.

Así que volví a sacarme fotos al natural, sin maquillaje, sin retoques, sin filtros, siendo yo misma, viendo que tampoco estoy tan mal...

Así que quien se sienta como yo, tenga kilos de más, de menos, o sea como sea, todo pasa. Y al final siempre se sale de todo ¡Ánimo!

¡Feliz viernes mundo bonito! 

¡Bienvenidos!

lunes, 26 de junio de 2017


Antes de nada espero que sean bienvenidos a este nuevo rincón.

Siempre he sido una persona que aceptaba a todo el mundo, jamás he podido dejar de lado a alguien por ningún defecto y mucho menos un defecto físico (No voy a decir dejar de lado a alguien que miente, porque eso no es un defecto, eso es algo malo malísimo) Pero por el contrario a mí misma me he tenido un odio infinito por mi físico y, en parte, por mi forma de ser.

Con el tiempo me he dado cuenta que esto es un poco incoherente. ¿Cómo puedo querer y aceptar a todo el mundo menos a mi misma? Pues yo no tengo respuesta para eso... más que soy una gilipichis desde los pies hasta la cabeza.

Y por eso nació Doña Quejica, para empezar a verme con otros ojos, pero necesitaba un rincón donde contar también por escrito estos pasos y ahora más que nunca, he pasado por unos momentos bastantes malos y me he dado cuenta que tengo que empezar, de una jodida vez, a pensar en mí.

Así que... En este rincón "Aprendiendo a quererme" quiero contar todo lo que pueda contar en mis vídeos en cuanto a mis avances y lo que se me escape y prefiera contar de forma escrita. También quiero contar otras cosas de mi día a día, mis problemas al relacionarme (tengo fobia social), mis problemas al salir sola de casa (Agorafobia), y un sinfin de cosas que ya iré contando poco a poco.

Gracias por leerme, si quieres puedes compartir el post, comentar, suscribirte a la web, a mi canal...
Lo que quieras ¡Lo importante es ser feliz!