Busca en el blog

Este blog está en obras, así que podrás encontrarte algún error. ¡Siento las molestias!

Seguidores

He ido a la playa, con miles de complejos
y se han ahogado

lunes, 17 de julio de 2017

Cuando no te quieres, dar pequeños pasos es algo muy importante y para mi el pasado viernes fue un día MUY importante.
Lo que para muchos/as es algo normal, ponerse ropa de baño, ir a la playa, darse chapuzones, reír, ser feliz, para mi siempre fue una tortura, por eso hace muchísimos años decidí dejar de ir a la playa. Lo que quiere decir que llevo mucho tiempo sin disfrutar de grandes playas que hay en mi tierra, Canarias.
Unos/as deseando poder tenerlas cercas y yo deseando estar lejos.

Pero el viernes me arme de valor, me puse un bikini, deportivo, pero bikini (lo tenía de cuando estudié Quiromasaje) un vestido con escotazo, y sin soltar la mano de mi chico nos fuimos a una playa que hay muy cerca de donde vivimos ahora.
Me lo pensé, quería irme, no lo niego, pero él me dijo "Vamos, yo estoy contigo". Y bajamos el pequeño camino que lleva hasta la playa (una playa muy pequeña, pero que para mi suponía un gran desafío) y allí me costó quitarme el vestido, tampoco puedo mentir. Pero lo hice y aseguro que no quise que la tierra me engullera, me sentía bien, con ganas de disfrutar.

Y de nuevo, agarrada de su mano (sin gafas no veo NADA, y necesito que me guíen) me metí en el frío agua del Atlántico.

Maravilloso momento, sentir las olas (aunque me dé mucho miedo el mar, no sé si tengo un trauma de cuando era niña o es porque no veo nada sin gafas y todo da más "impresión") meterme bajo ellas, saltarlas, tener una mano en todo momento.

Sin duda alguna un momento que quiero volver a repetir mil veces más.


Así que puedo decir orgullosa de mi misma que he superado otro reto.

PD: Tengo que darle las gracias INFINITAS a mi chico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario